101 kilómetros en poco más de 20 horas ... Las cifras estremecen, cuál es el secreto para poder acabar?

El secreto para poder terminar no está sólo en el entrenamiento, también está a nivel mental. Los 101 kilómetros es una prueba extrema donde el sol te quema y, por la noche, el frío de la Serranía de Ronda se te mete en los huesos pero la voluntad de terminar es fundamental. Las primeras veces intentaba hacerla en el menor tiempo posible, lo he llegado a hacer en 15 horas, pero ahora no me importa el tiempo en el que la termine, al contrario, cuanto más tarde más tiempo estoy disfrutando de esta carrera en buena compañía.

¿Qué le pasa por la cabeza a un atleta cuando hace tantas horas que está corriendo?

La verdad es que tienes poco tiempo para pensar, ya que nunca vas solo. Esta prueba se realiza en el sur y la gente es muy abierta y acogedora. Se pueden pasar malos ratos donde los peores pensamientos te pasan pasar por la cabeza pero, incluso en aquellos instantes, siempre habrá alguien cerca para animarte y llevarte en brazos hasta el final. Y no podemos olvidar los legionarios; te tratan de forma exquisita, te hacen sentir orgulloso y que no contemples la opción de retirarte.

Qué momento fue el más duro?

Aparte de lo que representa la distancia hay que tener en cuenta que la carrera tiene un desnivel de 3000 metros. Para mí, siempre cuando superas el quilómetro 80 es el momento más duro. En este punto llega la llamada subida a la Ermita que realmente se hace muy pesada. Cuando llegas al 95 aunque vayas más cansado ya sientes la meta cerca y eso te da impulso para terminar.

¿Qué sensaciones tuviste en cruzar la línea de meta?

La primera vez que corrí los 101 kilómetros de Ronda pensé: - "Yo, aquí no vuelvo!" Pero la verdad es que a la semana ya estaba pensando cuando sería la siguiente edición. La sensación al entrar en meta es indescriptible. Esta carrera es una mezcla de sufrimiento y, ya sé que puede sonar extraño, también de placer. La carrera sale de Ronda y hace un recorrido circular en el que pasas por diferentes pueblos muy bonitos y en los que la gente se vuelca con los participantes. El paisaje es espectacular, campos de trigo, un parque natural, dehesas con encinas centenarias ...

Cómo se preparan este tipo carreras?

Esta carrera se celebra el segundo fin de semana de mayo así que en enero empiezo a salir a correr con más frecuencia. Hago alguna maratón como la de Tarragona y Barcelona. Entonces, una de cada tres semanas y aprovechando el fin de semana, hago una tirada larga, alrededor de los 30-35 kilómetros a un ritmo lento. En el gimnasio intento fortalecer musculatura dorsolumbar y de brazos.

¿Qué consejos darías a alguien que quisiera hacer una carrera como la que hiciste?

Que no hay que afrontarla con una gran preparación física y que la voluntad de querer terminarla es fundamental.

Habías hecho alguna carrera ya de esta distancia?

Sí, he corrido los 101 kilómetros de ronda hasta 14 veces. La primera vez fue en 2003. La carrera la organiza la Legión porque alguna vez la han tenido que suspender al encontrarse de misión fuera de España.
Había oído hablar de los 101 pero sin prestar mucha atención: Que si una cabra, que si la Legión, que si un montón de kilómetros y aquel año (2003) pensé que yo también podría hacer esta prueba. Y allí me planté todo decidido en la línea de salida! No conocía a nadie pero en el primer kilómetro ya había conocido a unos participantes de Sevilla con los que sigo manteniendo amistad y nos vemos una o dos veces al año.

La volverás a correr?

Si puedo, claro que sí! Aunque lo más difícil es conseguir dorsal. Las primeras veces para inscribirte tenías que enviar una carta y la organización te contestaba diciéndote que estabas admitido y que podías hacer el pago.
Con el paso del tiempo se pasó a hacer por internet y en los últimos años los dorsales se agotan en minutos. Este año los dorsales se terminaron en 30 segundos! El año que viene coincidiendo con mi 60 cumpleaños y con mi 15 participación un grupo de amigos han creado un grupo de WhatsApp (en el que no me han incluido por lo del factor sorpresa) para ir a correr, si tenemos suerte con los dorsales, claro está.

Cuántos años llevas corriendo?

Empecé a correr a finales de 1999. Hasta entonces llevaba una vida totalmente sedentaria pero siempre hay un punto que te das cuenta que no puedes seguir con esta dinámica. A los pocos días decidí salir a correr. El primer día hice 300 metros y acabé extenuado. Progresivamente vas creando este hábito de correr, el cuerpo se va adaptando al esfuerzo y llega un momento en que salir a correr llega a ser una necesidad.

¿Cuál es la carrera que más te ha marcado? ¿Por qué?

Todas las carreras te aportan algo pero, sin duda, como los 101 de Ronda para mí no hay carrera igual.

¿Qué objetivo tienes en la cabeza ahora?

Como he mencionado, poder tener plaza para el próximo año poder ir a Ronda con el grupo de amigos de Tarragona.